UN CORAZÓN GRANDE COMO EL MUNDO, COMPARTIDO CON LOS DEMÁS EL APOSTOLADO EN MOSQUERA Seguir

 

 

 

 

Las Religiosas del Apostolado, deseando extender el AMOR que Dios PADRE tiene a todos sus hijos, trabajan con plena entrega al lado de otras personas , a través de las que reciben las gracias que el Señor da a quienes han hecho de su vida un canto a la fraternidad y al Sí generoso de servir a los demás.

La Hermana Zoila M. Cueto, al estilo de Jesús, comparte con su Comunidad el gozo, la alegría y las penas de cada día, al lado de quien más lo necesite.

GRACIAS Zoila, que nunca nos falte tu sonrisa          .Salir